3 Diferencias entre Leasing Operativo y Leasing Financiero

Nissan NP300 Gama Leasing Flotas

Actualmente las empresas prefieren cada vez más las alternativas para arrendar uno o más automóviles en el país. Variando los contratos de acuerdo a los requerimientos de las diversas compañías presentes en el mercado, nos encontramos con el Leasing Operativo y el Leasing Financiero.

El Leasing Operativo es un sistema que se caracteriza por el pago de una cuota mensual que permite a los clientes optar por el alquiler de un medio de transporte o varios, a mediano o largo plazo. La gran ventaja que entrega este servicio de nuestra compañía Gama Leasing, es que no necesitas preocuparte de ningún trámite relacionado con los vehículos de la flota (como la gestión del pago de patentes, permisos o mantenciones), sino que puedes enfocarte sólo en cargarles combustible y seguir tu ruta de trabajo. En Gama trabajamos para darle soluciones de movilidad continua a las personas, entregando rapidez y calidad en el servicio de arriendo de vehículos.

Por su parte, el Leasing Financiero también apunta al alquiler de un bien perteneciente a un arrendador, quien traspasa el derecho de usar este al arrendatario, sin embargo existen importantes diferencias entre ambos mecanismos y acá te mostramos algunas.

– Como variable fundamental y quizás la más importante, al elegir el Leasing Operativo estás automáticamente llevando a cabo una operación que no contempla el endeudamiento (el pago de la cuota mensual acordada en el contrato de arriendo no funciona como un crédito automotriz). El Leasing Financiero sí es una operación de endeudamiento público.

– Mientras el riesgo técnico de la operación de tu flota bajo el sistema de Leasing Operativo se encuentra en el bien (el que será atendido por el equipo de profesionales de Gama), en el financiero recae directamente sobre el arrendatario, quien debe hacerse cargo contemplando plazos legales a cumplir.

– El Leasing Financiero se levanta como un crédito en el cual el arrendador asume el costo de obsolescencia del activo a diferencia del Leasing Operativo, que se traduce en un método de alquiler que incluye la renovación periódica de toda la flota.

Las compañías tienen grandes desafíos en torno a la movilidad durante estos últimos meses, sobre todo tomando en cuenta que existen cada vez más competidores en un mercado que se renueva y moderniza continuamente.

Para dotar a tu compañía de un servicio de alquiler de una flota que le suponga más beneficios que contrariedades y pérdidas de recursos, desde Gama Leasing recomendamos conocer estos parámetros entre ambas estrategias para optar por la que le brinde a tu negocio más tiempo para su desarrollo y evolución.

Para contratar y conocer más sobre la oferta de Leasing Operativo de Gama Leasing puedes hacer click aquí.