5 Diferencias entre vehículos Diesel y bencineros

Motor Diesel Bencina

Los tipos de combustibles más comunes que se utilizan en los automóviles que circulan por las calles son la gasolina o bencina y el diesel. Diseñados para la combustión interna del motor, estos elementos son los principales que hacen que los vehículos se muevan, a través de la energía mecánica, por las diversas calles y carreteras.

Si bien existen muchas opiniones respecto al tema de los combustibles sobre todo tomando en cuenta los cambios que se han producido en las necesidades de movilidad de la sociedad, es importante reconocer varias características de cada uno para poder tomar una decisión acertada a la hora de comprar un auto o arrendar alguno. A continuación detallaremos cinco contrastes entre estos componentes anteriormente descritos.

– En torno al consumo, los motores de los vehículos que utilizan combustible diesel pueden alcanzar una mayor facilidad de movimiento aún con un bajo nivel de revoluciones por minuto, lo que reduce el gasto y ahorra dinero. Por su parte, el motor a gasolina o bencina requiere para el arranque quemar más combustible, lo que se traduce en más gasto a desembolsar.

– Por otro lado, los autos con que tienen motor diésel necesitan un cambio de aceite menos periódico que el de los vehículos a gasolina. Esta acción determinará el comportamiento y, principalmente, el desempeño del vehículo en uso.

– Las piezas de los motores en los automóviles a diesel son más costosas que las piezas de los a bencina (en caso de realizar alguna reparación), sin embargo estos últimos normalmente requieren más mantención. Por ende, es necesario tomar tarifas y comparar antes de optar por un modelo a diesel o bencina.

– En términos de durabilidad, el auto con motor a diesel tiene una menor posibilidad de tener problemas, demostrando una vida útil mayor que los que utilizan bencina para combustionar. Este ámbito es importante ya que debemos considerar la devaluación del vehículo a través del tiempo.

– Ahorro para la economía propia. Es quizás el área que más interesa entre los compradores, arrendatarios y conductores. A fin de cuentas, el combustible diesel es más barato que cualquier octanaje de bencina, por lo que representa a lo largo más ahorro que puede ser destinado a otras áreas del automóvil.


Desde Gama, nuestra empresa líder en el rubro de arriendos de flota y automóviles para compañías y personas con más de 17 años de experiencia entregando soluciones modernas de movilidad continua, recomendamos tomar en cuenta estos y más detalles a la hora de elegir un auto. Un buen asesoramiento con la palabra de profesionales hace que nuestros clientes conozcan a cabalidad cómo funciona su auto y qué tipo de combustible es el más indicado para ellos dependiendo del uso que le darán a este y para qué labor.

Para contratar y conocer más sobre la oferta de Leasing Operativo y Renting de Gama puedes hacer click aquí.