¿Por qué una buena iluminación puede ayudarnos a evitar los accidentes?

Sin duda alguna podemos asegurar, todos y todas, que la luz es fundamental a la hora de realizar actividades arriba de un vehículo y con este en movimiento. Nuestra visibilidad como conductores y conductoras determina, finalmente, el estilo con el cuál manejamos y también qué tan cerca o lejos estamos de sufrir un potencial siniestro vial debido a las comunes situaciones de riesgo.

En ese sentido, verificar que todos los sistemas de iluminación y visibilidad estén funcionando al 100% es la tarea previa obligatoria antes de emprender un viaje de negocios o de placer junto a la familia o amigos. Pero… ¿Qué debemos tener en cuenta para no tener problemas de iluminación en nuestro vehículo?

Lo más importante tener la certeza, primero, de que todo anda funcionando bien en nuestro vehículo. Hacer un chequeo general, por ejemplo, a través de las mantenciones preventivas resulta entonces una acción decisiva. Si cualquier elemento, sistema o pieza del auto relacionada con la iluminación está fallando, aumentan exponencialmente las posibilidades de riesgo, como lo podemos entender fácilmente.

Tenemos que pensar que durante la noche necesitamos que nuestro vehículo responda correctamente primero para ver la ruta y el perímetro por el que circulamos. Segundo, ya que también tenemos que estar pendientes en todo momento de las señaléticas y avisos que la misma ruta nos va brindando. Tercero y como puedes sospechar, sin luz no podemos ver a los demás conductores y conductoras. Toparnos de frente con más automóviles sin notar la presencia de estos sería casi una sentencia segura hacia una colisión, pero también puede que choquemos con lo que hay fuera de la vía.

Como conductores y conductoras responsables debemos saber que se nos hace imposible manejar de noche sin todo lo que respecta a la iluminación. Tanto la salud de los focos como neblineros (puede que nuestro camino esté tapado con niebla), luces de frenado, retroceso y todo lo demás debe estar primero que todo. Lo mismo ocurre para nuestros espejos retrovisores y laterales que, de no haber luz, no nos servirán de nada.

Ahora bien, la iluminación correcta nos ayudará a evitar riesgos en cada kilómetro, es verdad, y ya sabemos qué tenemos que hacer para asegurarnos. Sin embargo existen más factores que nos juegan en contra al tener mala visibilidad por no contar con la iluminación. Es muy común que aquellos y aquellas que manejan un vehículo sin la suficiente luz puedan sentir los efectos en sus propios cuerpos. Es factible que aparezca fatiga visual por forzar la vista, somnolencia y hasta que nos quedemos dormidos al volante sin visualizar lo que es necesario para garantizar la seguridad de nosotros mismos y de los y las demás.

Finalmente, desde nuestra compañía líder en el rubro de arriendo de vehículos para empresas y personas, Gama Leasing, invitamos a todos y todas a manejar de forma responsable, a la defensiva y siempre conscientes de que si en un solo minuto una pieza de nuestros vehículos falla, se podrían producir accidentes viales de diversa gravedad.

Para contratar y conocer más sobre la oferta de Leasing Operativo y Renting de Gama Leasing puedes hacer click aquí.