Razones para no poner carga en el asiento del copiloto

carga copiloto gama leasing

Para muchos rubros comerciales que se desarrollan día a día en lo ancho y largo del territorio nacional, el transporte de carga hacia las múltiples rutas de negocio es una actividad obligatoria y que garantiza un buen posicionamiento de la empresa. Sin embargo, hay que poner atención a cuánta carga llevamos en nuestros vehículos y, en especial, conocer por qué es fundamental no sobrecargar el asiento que nos acompaña a nuestra derecha como conductores y conductoras.

En muchas ocasiones la jornada laboral es larga y extenuante. Sin diferenciar entre áreas de trabajo, lograr con los plazos establecidos y llegar a todos los destinos para entregar nuestros bienes o servicios como compañías, pareciera ser lo más importante. Otro valor agregado a este proceso tan típico es el tiempo. Un minuto de retraso puede costarnos bastante si estamos trabajando en la fidelización de nuestros clientes.

En ese sentido, saber cómo planificar y organizar nuestro viaje con la carga que necesitamos transportar resulta la clave hacia el éxito. Y es aquí donde tenemos que detenernos como conductores y conductoras, ya que es necesario conocer a qué problemas nos exponemos si fallamos en esta etapa de nuestras labores cotidianas.

Gama Leasing es nuestra compañía líder en el rubro de arriendo de vehículos para particulares y empresas y, haciendo eco principalmente en las compañías que nos contratan para tener a su cargo una flota especializada de vehículos, recomendamos tomar los siguientes consejos que nos alertan a la hora de cargar nuestros medios de transporte.

Si llevamos mucha carga sobre el asiento del copiloto, esta puede salir eyectada en caso de que se produzca algún accidente vial. Además de poner en riesgo nuestras vidas y las de los demás en la ruta, podemos arruinar nuestro producto y tener aún más problemas que resolver. Procura siempre contar con el espacio que necesitas en la parte delantera de la cabina.

Por otro lado, si cargamos con muchas cosas el asiento del copiloto reducimos de inmediato nuestra visibilidad. Todos y todas quienes conducen y realizan rutas comerciales saben que hay que prestar mucha atención al perímetro en el que transitamos, evitando así colisiones.
Además, este tipo de sobrecarga puede entorpecer nuestros movimientos como conductores y conductoras. Es posible que nos sintamos incómodos e incluso se caiga parte de los productos encima de nuestra caja de cambios o aún mucho peor, sobre los pedales.

Siempre que tengamos que poner cosas sobre el asiento del copiloto significa que ya no contamos con más espacio en el furgón o vehículo que elegimos para nuestras labores. Esto es, de partida, una mala señal. En vez de sobrecargar, analiza qué otras opciones de relevo o más viajes pueden servirnos, para así evitar problemáticas. Sabemos que las compañías requieren el mayor potencial de trabajo, pero la vida de todos está primero.

Para contratar y conocer más sobre la oferta de Leasing Operativo de Gama Leasing puedes hacer click aquí.