Trucos para que las flotas de vehículos ahorren combustible

Hoy todas las compañías que se enfrentan a las nuevas necesidades de la sociedad tienen que innovar en sus servicios, productos y estrategias. En ese sentido, tomar todas las recomendaciones para ganar movilidad y, por sobre todo, continuidad operacional, es una de las claves para el éxito.

Casi todos los rubros más importantes de nuestro país han invertido en soluciones para llevar a cabo una buena gestión de la flota de vehículos que utilizan. Esta gestión o administración considera el ahorro como acción fundamental para que las empresas sigan creciendo, puesto que mientras mejor establecemos una estrategia de consumo más capitales resguardamos. Sobre todo tomando en cuenta cuánto gastamos en combustible para cada uno de los medios de transporte a disposición.

En ese sentido desde nuestra compañía líder en el rubro de arriendo de vehículos para empresas y personas, Gama, instamos a nuestros clientes a optimizar los rangos horarios en que se desarrollan labores con simples trucos o actividades que sin duda contribuyen económicamente.

A continuación te entregamos algunos consejos que puedes seguir.

En primer lugar es muy importante considerar para qué tareas vamos a utilizar nuestra flota de vehículos, con qué tipo de consumo exacto, cada cuánto tiempo y para llegar a cuáles metas de la compañía. Con ello evitamos gastar más.

Otra de las acciones que contribuirán a que nuestra flota no consuma más combustible y, por ende, suba el gasto que tenemos en presupuesto, es acudir a las mantenciones preventivas y correctivas (en caso de falla). Nuestra compañía además de entregar soluciones operacionales para empresas, se ocupa del estado de cada uno de los vehículos arrendados. Para ello contamos con más de 37 talleres disponibles a lo largo del país.

Para ahorrar en combustible algo muy importante en el plan que debemos elaborar es la optimización de las rutas de negocio. Teniendo en cuenta cuáles son los trayectos que más nos convienen podremos elegir la forma más expedita, sencilla y económica de realizar los viajes. Por ejemplo, si tomamos una de las arterias urbanas más comunes de Santiago nos veremos enfrentados y enfrentadas a tacos y congestión vehicular. Esto incluye el desarrollo de estadísticas y recuentos sobre la actividad de la flota.

Es necesario también pensar también en el tipo y la cantidad de carga que llevamos. A mayor peso de carga mayores posibilidades de fallas y mayor quema de combustible. Sigue siempre las recomendaciones de nuestros expertos en Gama Leasing y de los fabricantes de los vehículos, con ello evitarás pérdidas y problemas.

Finalmente, uno de los mejores consejos para ahorrar combustible es transformarnos en personas y empresas que sean agentes eficientes, resguardando la vida útil de nuestros vehículos y contribuyendo para no dañar el medioambiente. Una compañía que adjunte estos consejos verá cambios positivos más pronto de lo que espera.

Para contratar y conocer más sobre la oferta de Leasing Operativo de Gama puedes hacer click aquí.